viernes, 25 de julio de 2014

Ariana Harwicz. "La débil mental" (Mar Dulce editora, 2014)



Escrita como un flujo de conciencia que recuerda a la mejor literatura moderna -Virgina Woolf, Nathalie Sarraute ̶- cruzada con una violencia desatada poco frecuente en la narrativa argentina, "La débil mental" es el relato de una relación casi animal entre madre e hija, de una pulsión sexual inagotable, de la biografía de un cuerpo donde todo está sepultado. Narrada a través de tremendas escenas breves (madre e hija en clubes, con hombres, con whisky; pero también jugando juntas, divirtiéndose) la novela nunca se vuelve sórdida, sino al contrario: roza la poesía, y formula una poderosa interrogación sobre la condición humana, sobre el deseo, sobre los imposibles mandatos familiares. 

Podés leer la entrevista que la autora le concedió a Pablo Chacón, para Telam, haciendo clic aquí

jueves, 24 de julio de 2014

Marcelo Barros. "Intervención sobre el Nombre del Padre" (Grama, 2014)



Si usted piensa que la función del Nombre del Padre en la enseñanza de Lacan se vincula al establecimiento del orden, de la cordura, de la normalidad, del pretendido sentido común, o de la clausura del enigma de lo femenino, encontrará aquí una calurosa discusión contra la supuesta seguridad de esos lugares comunes. Si, por el contrario,  usted intuyó que, como dice Lacan, el padre no es tan simple, hallará en estas páginas el esfuerzo por llevar esa idea a una formulación lógica. Este texto no consiste en una dilatada exposición del concepto. Es una intervención que apunta a presentarlo desde una perspectiva diferente. Una que no muestre tanto lo que él es sino cómo funciona. Lo que obliga a pasar por la clínica de la condición psicótica y la emergencia de la sociedad de control, en tanto la función del Nombre del Padre se esclarece por su desaparición. Ello nos habrá de llevar a ese punto en el que la metáfora, el síntoma, el nombre, la ley, y el padre se anudan en acto y con el acto. El esclarecimiento de esta fórmula es de lo que está hecho nuestro breve recorrido.

miércoles, 23 de julio de 2014

Alba Flesler. "Niños en análisis. Presentaciones clínicas" (Paidós, 2014)




“Me propuse hacer de los obstáculos que tiñen las especificidades de la clínica psicoanalítica de niños oportunidad de una lectura a la letra, con la intención de articular los conceptos teóricos a la práctica. Desde esa perspectiva incluir preguntas que a diario nos hacemos: ¿Cuándo tomar a un niño en análisis? ¿De qué modo intervenir con los padres? ¿Cuándo y cómo incluirlos? ¿Cómo leer el juego del niño y sobre qué aspectos de ese juego intervenir? ¿Cómo delimitar cuándo habrá que seguir el juego que el niño propone y cuándo es un analista quien propone un juego por su iniciativa? ¿Qué lee el analista cuando los niños dibujan? ¿Cuál es el fin del análisis de un niño? ¿Cómo intervenir analíticamente con un niño pequeño?”

Alba Flesler, “Prólogo”

Estas preguntas y la posición ante ellas atañen directamente a la transmisión del psicoanálisis como práctica. Transmisión que es un proyecto y una dificultad que el analista debe enfrentar en algún momento de su trayectoria. La tradición enseña que se transita de diferentes formas: en el ámbito institucional y en el privado, en los análisis de los analistas y en las prácticas de las llamadas supervisiones y lecturas grupales. Seguramente lo específico de esta modalidad sea la causa de la poca literatura sobre el tema.
Niños en análisis viene a cubrir este vacío con la exposición de cinco casos de análisis de niños y la interlocución de las analistas que los llevaron adelante con la autora quien, con la experiencia y claridad que la caracterizan, nos ofrece la posibilidad de internarnos en los caminos de la formación y la lectura que toda praxis exige.

martes, 22 de julio de 2014

Paulo Freire - Ira Shor. "Miedo y osadía". La cotidianidad del docente que se arriesga a practicar una pedagogía transformadora (Siglo Veintiuno, 2014)



Este libro piensa una pedagogía transformadora a partir de las dificultades cotidianas de los profesores: cómo motivar a los alumnos, cómo lograr un equilibrio entre el currículo oficial y las necesidades que surgen en el aula, qué lugar dar a la lectura de los clásicos, cuál a los acontecimientos que sacuden el mundo real, cómo impulsar el debate y la reflexión. Miedo y osadía interroga las horas agitadas del aula desde la sabiduría de quienes se reconocen maestros y militantes de una sociedad más igualitaria. 

Pero abrazar una pedagogía liberadora, basada en el diálogo, y apartarse de la pedagogía tradicional, que supone la transferencia de conocimientos del profesor al alumno, puede suscitar muchos temores: ¿acaso no puede poner en riesgo la autoridad de quien enseña, y hacer que sus alumnos incluso sospechen de su capacidad y su experiencia? Miedo y osadía, una iluminadora conversación a fondo entre Paulo Freire y su discípulo Ira Shor, es un libro central para entender los desafíos y los riesgos de ese pasaje. Los autores sostienen que el aula es el espacio de exploración donde el conocimiento se produce, no donde simplemente se lo transmite; ponen en su justo lugar la modalidad de la “clase expositiva”, que puede ser un momento fecundo en el marco de un intercambio dinámico; defienden la importancia del rigor y de la disciplina de estudio, que nunca implican memorizar información sino apropiarse de los textos al poder leer sus cruces con el contexto de producción y de lectura. 

Contra la celebración banal del diálogo, postulan un trabajo profundo, serio, con los temas de cada materia, en el que el profesor cumple un papel orientador que nunca se convierte en una posición de mando. Y contra las pedagogías que se limitan a sugerir un repertorio de metodologías, reivindican una educación que, si bien no podrá por sí sola transformar el mundo, es capaz de estimular la autonomía y el pensamiento crítico.

lunes, 21 de julio de 2014

Pierre Macherey. "Hegel o Spinoza" (Tinta Limón, 2013)



Para poder leer a Spinoza, Macherey tuvo que pasar a través de Hegel y pelear de cerca con su pensamiento, con el retrato filosófico que Hegel hizo del filósofo holandés. En este trabajo pionero y ya clásico, la perspectiva más evidente es invertida: es Spinoza quien refuta la dialéctica hegeliana. Pero -se pregunta el autor- ¿significa esto que refuta en realidad toda dialéctica? ¿No se puede decir también que lo que refuta en la dialéctica hegeliana es aquello que justamente no es dialéctico, aquello que el mismo Marx llamó su idealismo? Para la historia material del pensamiento, la expresión "toda dialéctica" está completamente desprovista de interés filosófico. La verdadera pregunta es: ¿cuál es el límite que separa una dialéctica idealista de una dialéctica materialista? ¿Bajo qué condiciones una dialéctica puede devenir materialista? Reconozcamos que Spinoza nos ayuda a plantear la siguiente pregunta, y que le otorga contenido: ¿qué es, o qué sería una dialéctica que funcione en ausencia de toda garantía, de manera absolutamente causal, sin una orientación previa que le fije desde el comienzo el principio de la negatividad absoluta, sin la promesa de que todas las contradicciones en las cuales se embarque se resuelven por derecho, porque ellas llevan en sí mismas las condiciones de su resolución?

sábado, 19 de julio de 2014

ANTICIPO. Nathalie Jaudel. "La légende noire de Jacques Lacan". Élisabeth Roudinesco et sa méthode historique (NAVARIN, Le Champ Freudien, Paris, 2014)




NATHALIE JAUDEL.
 "La leyenda negra de Jacques Lacan". Élisabeth Roudinesco y su método histórico 

(texto de presentación de la editorial)

He aquí un libro polémico, una operación que pone las cosas en su sitio.
Más de treinta años después de la muerte de Jacques Lacan, la “leyenda negra” continua circulando en la opinión común: Lacan-tirano, Lacan-sin-escrúpulos, Lacan-ávido-de-riquezas, Lacan-desquiciado.
Pero, la única biografía aparecida hasta el momento de quien fuera el más grande psicoanalista francés se hizo, bajo apariencia objetividad, eco de esta leyenda. Desconociendo el hecho de que no se puede ser historiador de su propia historia, dejándose desbordar por su transferencia negativa, descuidando lo que Lacan decía de si mismo y de la práctica a la que se había dedicado, Élisabeth Roudinesco pasa de largo del hombre y de su enseñanza –no sin transgredir las reglas del método histórico del que sin embargo ella reivindica.
Nathalie Jaudel le responde y bosqueja un retrato de Lacan utilizando como balanza el señalamiento de Roland Barthes, quien deseaba un biógrafo que fuera a la vez “amigable y desenvuelto”.


Aparición de la obra anunciada para el mes de septiembre de 2014

viernes, 18 de julio de 2014

REEDICIÓN. Paul Veyne. "Foucault. Pensamiento y vida" (Paidós, 2014)



Michel Foucault y Paul Veyne. El filósofo y el historiador. Dos grandes figuras del mundo de las ideas. Dos “extemporáneos” que durante mucho tiempo compartieron camino y batallas.
Paul Veyne traza en este libro el retrato atípico de su amigo y vuelve a lanzar el debate sobre sus convicciones. Por eso el libro arranca con esta afirmación: "No, Foucault no era lo que se cree, no era de derechas ni de izquierdas, no invocaba ni la Revolución ni el orden establecido. Pero precisamente porque no invocaba el orden establecido, la derecha lo insultaba mientras que la izquierda creyó que bastaba con que no invocara el orden establecido para considerarlo de izquierdas."

jueves, 17 de julio de 2014

Entrevista de Pablo Chacón a Gustavo Dessal a propósito de su libro en colaboración con Zygmunt Bauman titulado "El retorno del péndulo"



En El retorno del péndulo, el sociólogo polaco Zygmunt Bauman y el psicoanalista argentino Gustavo Dessal arman un contrapunto como para pensar cuestiones clave del mundo contemporáneo, teniendo como horizonte el concepto de liquidez del primero articulado a las hipótesis de Sigmund Freud y Jacques Lacan del segundo.
Publicado por el Fondo de Cultura Económica, el subtítulo reza sobre el psicoanálisis y el futuro del mundo líquido, conceptos que suponen una desarticulación de época o bien la entrada en otra.
Bauman nació en Poznan en 1925, es profesor emérito de Sociología en las Universidades de Leeds y de Varsovia; es premio Príncipe de Asturias 2010 y autor de más de una veintena de títulos.
 Dessal nació en Buenos Aires en 1952, es escritor, miembro de la Escuela Lacaniana de Psicoanálisis (ELP) y de la Asociación Mundial de Psicoanálisis (AMP). Es docente del Instituto del Campo Freudiano en España.

Para acceder a la conversación que este último sostuvo con Télam, hacé clic aquí

miércoles, 16 de julio de 2014

Jorge Luis Borges. "El aprendizaje del escritor" (Sudamericana, 2014)



Los textos inéditos suelen perdurar en papeles dispersos, márgenes o
cuadernos en octava; suelen encontrarse en cajones, baúles, latas de
galletitas o bolsillos; éste permaneció en una cinta magnetofónica,
grabada en Nueva York hace cuarenta y tres años. Esto quiere decir que
antes de ser un libro, El aprendizaje del escritor fue oral, y que su
texto comporta la traducción -o ventriloquia- de las transcripciones del
seminario sobre escritura que ofreció Jorge Luis Borges en la
Universidad de Columbia, en 1971.
Los encuentros de este seminario estuvieron dedicados a la escritura,
tanto de ficción y poesía, como de traducción. Cada reunión estuvo
abierta a las preguntas de los estudiantes y, a la manera de los
diálogos platónicos, recrea naturalmente el contraste dramático de los
puntos de vista del autor y sus lectores. Este seminario,
como la vastísima obra de Borges,
 no encierra una sola página que no ofrezca una felicidad.

lunes, 14 de julio de 2014

Anticipo exclusivo. Actividades con Rithée Cevasco en la ciudad de San Miguel de Tucumán, Argentina, en el mes de noviembre


Jorge Luis Pardo. "A propósito de Deleuze" (Pre-Textos, 2014)




El de Gilles Deleuze es un nombre común en el pensamiento contemporáneo. Un poco de Deleuze, se diría, va bien en todas partes, por algo tiene fama (Foucault dixit) de ser un pensador a la altura de los nuevos tiempos. Es legítimo, sin duda, utilizar a Deleuze para dar un barniz intelectual a la vez que provocador a cualesquiera propuestas, y hasta a veces parece que sus propias formulaciones, tan llamativas, invitan a ello. ¿No fue Deleuze quien dijo que la obra de un filósofo es una caja de herramientas de la que debemos tomar lo que nos sea útil? Pero es seguro que cuando Deleuze hizo esta afirmación no se refería a las “fórmulas verbales” que podamos encontrar en un autor determinado, sino más bien a los conceptos vivos, o sea, esos que residen no en las cosas (a veces sorprendentes) que los filósofos dicen, sino en las que hacen al pensar, por mucho que estas segundas sean mucho más trabajosas de identificar que las primeras y requieran mucho más rigor que el de un simple barniz. Son estos conceptos vivos de Deleuze los que aquí se persiguen, sin olvidar que hablar de Deleuze es hablar de la coyuntura que atraviesa la filosofía contemporánea y acaso en general nuestro tiempo, y que ello puede y debe hacerse con la perspectiva y con la osadía que requiere la lectura filosófica: nunca con la intención de pronunciar una sentencia definitiva sobre el pensador, sino más bien de intentar ayudar a quienes se sientan, como aún se siente el autor de este libro, apasionadamente perdido en su pensamiento.